El blog por temas

50 cosas (1) acuario (1) agosto (1) alcaraván (1) Andalucía (1) año 2010 (1) año 2011 (1) año 2012 (3) año 2013 (1) árabe (1) artículos (1) astrología (28) ayamonte (49) blog (2) blog y páginas amigas (4) café (2) canal sur (8) carlos arguiñano (1) carlos cano (1) carnaval de ayamonte (10) carnaval de cadiz (2) carpe diem (1) castro marim (2) ciclo de cine navideño (1) cine (11) citas y frases (28) cocina (4) cofradía de padre jesús (2) concierto (1) conquistadores del son (2) conversaciones (22) coro (11) coro de carnaval (3) crisis (2) cuaderno de bitácora (394) cuenta atrás (29) cultura (1) cumpleaños (23) curiosidades (3) derechos sociales (1) desde la cama (2) divulgativo (8) domingo de señas (2) el pelotazo (2) elecciones (2) encuesta (2) escuela de idiomas (3) eurovisión (1) facebook (2) familia (10) festival de los caracoles (1) fiestas (41) fiestas de la alegría (2) filosofía barata (98) fin (2) fotos (37) fotos del mes (1) fotos flickr (30) gastronomía (1) gran teatro (1) hermandad de la lanzada (17) hermandad de la sed (4) horóscopo (1) huelga general (1) huelva (1) huerto (1) humor (6) instagram (14) isla canela (9) isla cristina (3) izquierda unida (4) jaime sabines (1) josé ángel (1) junta de andalucía (1) kent follett (1) la entrada de los viernes (11) la noche de los lunares (1) libros (6) liga betisweb (9) lotería de navidad (1) luna llena (1) margallo (1) minirelatos (23) moto (1) música (181) musicales (1) navidad (1) noticias (6) obituario (1) películas (9) pescado frito (1) playa isla canela (6) playa santo antonio (1) poemas (24) política (14) portugal (14) portugués (5) protesta (4) puro café (1) real betis balompié (10) reciclaje (1) redes (11) reflexiones (12) regalos (2) relatos (40) república (1) reyes magos (3) santos (1) selección española de fútbol (3) semana santa (44) series de televisión (6) Sevilla (8) shaksthecat (10) sobrino (1) sole giménez (1) tabaco (1) tanger (7) tatto (2) tatuaje (2) teatro cardenio (1) televisión (4) tests (3) toño méndez (4) trabajos (1) twitter (3) vacaciones (1) verano (10) viajes (41) vídeos (54) Vine (1) VRSA (6) zarzuela (1)

Actualmente leyendo

  • -> El umbral de la eternidad - Ken Follett - 26,36%
  • -> Conspiraciones, ¿por qué no gobernó la izquierda? - Jesús Cintora - 37,72%
  • # El móvil - Javier Cercas
  • # Canción de fuego y hielo: Juego de Tronos - George R. R. Martin
  • # El misterio del perro, la mermelada y el cantante - Julio Muñoz Gijón
  • # El invierno del mundo - Ken Follett
  • # El prisionero de Sevilla Este - Julio Muñoz Gijón
  • # El crimen del palodú - Julio Muñoz Gijón
  • # El asesino de la regañá - Julio Muñoz Gijón
  • # Verónika decide morrer - Paulo Coelho

miércoles, 6 de julio de 2011

Cómo conocí Roma. Parte 4.

Texto: @xavierfranlarra
Fotos y vídeo: @delars
Mapas: Google Earth
Música: Laura Pausini y Eros Ramazotti - Volare


Martes, 6 de junio del 2010

Si mi amigo delars me lo permite, quiero bautizar este día como el día de las dos anécdotas. Antes de salir del Hotel comprábamos cada día en el bar los tickets que sirven tanto para el metro como para el Bus. A cada día le tocaba a uno de los dos adquirirlos y este día (cosas del destino) me tocó a mí. Compre dos tickets cuyo precio son dos euros, pagué con un billete de 10 y al señorito del bar no se le ocurrió otra cosa que darme toda la vuelta en monedas de diez céntimos. Antes de romper la cartera con tantas monedas, me las metí en el bolsillo izquierdo del pantalón (recordar cuanto es la vuelta).

Salimos temprano como lo teníamos planeados. Sobre las 7 y pico llegamos a la cola del museo Vaticano ("A") (sí, ya había gente). Tras un buen rato de pie (hasta las 9 de la mañana que abría) y yo con las monedas en los bolsillos, la cola empezó a moverse por fin. La entrada vale 16 euros y con el carnet joven (la mitad), ¿Cuánto es la mitad? En efecto 8 euros, los mismos que tenía en el bolsillo izquierdo de mi pantalón, así que efectivamente pague con esas 80 monedas, el cura que estaba en la caja en seguida se puso a rezar y decir MAMA MÍA (cosas del destino).

Los Museos Vaticanos son las galerías y demás estancias de valor artístico propiedad de la Iglesia y accesibles al público en la Ciudad del Vaticano. Muestran obras de una extensa colección de la Iglesia Católica Romana. Su base fundacional fue la colección privada de Julio II, que fue elegido papa en el año 1503; más tarde otros papas han ido aumentando las extensas colecciones de que constan estos museos. Este conjunto museístico se compone de diferentes edificios de museos temáticos, edificios pontificios, galerías, monumentos y jardines. A este conjunto de edificios también pertenece la Biblioteca Vaticana, una de las mejores del mundo.

Esta era mi segunda vez que entraba en el museo vaticano y las dos veces que volvía a ver la Capilla Sixtina ("B"). La Capilla Sixtina es la capilla más famosa del Palacio Apostólico de la Ciudad del Vaticano, la residencia oficial del Papa. Se encuentra a la derecha de la Basílica de San Pedro y originalmente servía como capilla de la fortaleza vaticana. Es famosa por su arquitectura, evocadora del Templo de Salomón del Antiguo Testamento, y su decoración al fresco, obra de los más grandes artistas del Renacimiento, incluyendo a Miguel Ángel, Rafaely Botticelli. Por orden del papa Julio II, Miguel Ángel decoró la bóveda (1.100 m²) entre 1508 y1512. A Miguel Ángel no le agradó este encargo, y pensó que su trabajo era sólo para satisfacer la necesidad de grandeza del Papa. Sin embargo, hoy la bóveda, y especialmente El Juicio Final, son considerados como los mayores logros de Miguel Ángel en la pintura.

Fue construida entre 1477 y 1480, por orden del papa Sixto IV, de quien toma su nombre, para restaurar la antigua Capilla Magna. Recién terminadas las obras, un grupo de pintores que incluía a Botticelli, Pietro Perugino, Luca Signorelli y Domenico Ghirlandaio pintaron una serie de paneles al fresco sobre la vida de Moisés (a la izquierda del altar, mirando hacia El Juicio Final) y la de Jesucristo (a la derecha del altar), acompañadas por retratos de los Papas en la zona superior y por cortinas pintadas con trampantojo. Las pinturas fueron concluidas en 1482, y el 15 de agosto de 1483,1 Sixto IV consagró la primera misa celebrada en la capilla a la Asunción de María.

Desde la época de Sixto IV, la capilla ha servido como lugar de diversas actividades papales. Hoy es la sede del cónclave, la reunión en la que los cardenales eligen a un nuevo Papa.

Tras salir del museo y del vaticano, la siguiente parada era el Castillo de Sant’Angelo ("C") y tomar algunas fotos en pleno medio día. El Castillo de Sant'Angelo o Castel Sant'Angelo (también conocido como el Mausoleo de Adriano) es un monumento romano situado en la orilla derecha del río Tíber, en frente del pons Aelius (actual puente de Sant'Angelo), a poca distancia de la Ciudad del Vaticano. Iniciado por el emperador Adriano en el año 135 para ser su mausoleo personal y familiar, fue terminado por Antonino Pío en el 139. El monumento, levantado con piedra de travertino, estaba engalanado por una cuadriga en bronce guiada por el emperador Adriano. Muy pronto el edificio cambió de uso y se convirtió en un edificio militar. Se integró a la Muralla Aureliana en el 403.

El actual nombre del castillo proviene del 590, durante una gran epidemia de peste que golpeó la ciudad de Roma. El papa de la época, Gregorio I, vio al Arcángel San Miguel, sobre la cima del castillo que envainaba su espada significando el fin de la epidemia. Para conmemorar la aparición, una estatua de un ángel corona el edificio (primero una estatua en mármol de Raffaello da Montelupo, y desde 1753, una de bronce de Pierre van Verschaffelt sobre un dibujo de Bernini).

Desde 1277, el castillo está conectado con la Ciudad del Vaticano por un corredor fortificado, llamado Passetto, de unos 800 metros de longitud. La fortaleza fue el refugio del Papa Clemente VII durante el asedio y saqueo de Roma en el año 1527, que llevó a cabo tropas de Carlos I de España.

Tras ver que el tiempo se no venía encima y mis prisas de llegar la iglesia de San Luigi dei Francesi ("D") empezamos una carrera hasta llegar a nuestro o mejor dicho mi objetivo, ya que a iglesia es conocida sobre todo por albergar en una de sus capillas, la Capilla Contarelli un conjunto de pinturas sobre el evangelista San Mateo, realizadas por el maestro barroco Caravaggio en 1599 - 1600.

Son tres lienzos conocidos mundialmente:
  • La vocación de san Mateo
  • La inspiración de San Mateo (también llamada San Mateo y el ángel)
  • El martirio de San Mateo.

Es la iglesia nacional francesa de Roma y consagrada a la Virgen María, a san Dionisio Areopagita y san Luis, rey de Francia.

El carácter francés es evidente desde la misma fachada, que tiene varias estatuas conmemorando la historia nacional: entre ellas se incluyen a Carlomagno, San Luis, santa Clotilde y santa Juana de Valois, obras de Pierre l'Estache. El interior también tiene frescos narrando las historias de San Luis (por Charles-Joseph Natoire), san Dionisio y Clodoveo. Se encuentra también la salamandra de Francisco I.

La iglesia, junto con las otras iglesias francesas en Roma, están gobernadas por un administrador nombrado por el embajador francés en la Santa Sede, en el seno de una institución llamada «Establecimientos píos de Francia en Roma y Loreto». El cardenal sacerdote del Titulus S. Ludovici Francorum de Urbe era Jean-Marie Lustiger, que murió el 5 de agosto de 2007; lo sustituyó, desde el 24 de noviembre de ese mismo año, el cardenal André Vingt-Trois, arzobispo de París. Existe desde hace años un acuerdo entre Francia y el Vaticano para que el sacerdote titular de San Luis de los Franceses sea el arzobispo de París.

Ya era las dos de la tarde aproximadamente cuando salimos de la iglesia, así que nos pusimos a buscar un lugar para comer y lo encontramos cerca del Panteón.

Tras un almuerzo ‘light’ nos encaminamos dirección al mausoleo de Víctor Manuel II ("E"), donde aprovechamos para recargar nuestras botellas de aguas en una de las miles de fuentes que tiene Roma (sale congelada) y una sombrita para hacer una “siesta”. Después de descansar subimos a la plaza del Campidoglio ("F").

La plaza fue proyectada por Miguel Ángel que la diseñó con todo detalle, incluida la pavimentación. Su planta ligeramente trapezoidal, sobre la que alineó Miguel Ángel los nuevos palacios, tenía la función de expandir la perspectiva hacia el foco visual constituido por el Palazzo Senatorio.

Se cuenta que la reforma de la plaza le fue encargada por el papa Pablo III, el cual se avergonzaba del estado en el que se encontraba la célebre colina (en aquella época llamada colle caprino, esto es, colina caprina, por ser utilizada como pasto para las cabras) lugar del desfile triunfal organizado en Roma en honor de Carlos V en 1536.

Miguel Ángel proyectó de nuevo, completamente, la plaza, haciéndola volverse no hacia el Foro Romano sino hacia la Basílica de San Pedro, que representaba el nuevo centro político de la ciudad. Con tal fin pensó construir un nuevo palacio, llamado por esto Palacio Nuevopara cerrar la perspectiva hacia la Basílica de Santa María en Aracoeli, rediseñó el Palacio de los Conservadores eliminando todas las estructuras medievales, armonizándolo con el Palazzo Senatorio al que añadió doble escalinata que servía para acceder a la nueva entrada, no vuelto más hacia el foro sino hacia la plaza; Miguel Ángel proyectó también la escalinata de la Cordonata y la balaustrada desde la que tiene vistas hacia la plaza de Aracoeli, que queda en un plano inferior.

La estatua ecuestre de Marco Aurelio en bronce dorado, anteriormente situada en la plaza de San Juan de Letrán, fue colocada en el centro de la plaza por deseo de Pablo III; la estatua original, después de una larga restauración que ha sacado a la luz trazas de dorados, está actualmente conservada en los Museos Capitolinos, mientras que sobre la plaza se colocó una copia.

Los trabajos fueron tan lentos que Miguel Ángel sólo pudo ver acabada la doble escalinata que servía para el nuevo acceso al Palazzo Senatorio. Fueron completándose conforme el proyecto original y la plaza se terminó en el siglo XVII, aunque la pavimentación se realizó según los diseños originales del artista sólo en 1940.

La Cordonata está adornada por varias obras escultóricas: en la base están puestas las estatuas de dos leones; hacia la mitad de esta la estatua de Cola di Rienzo; en lo alto de la escalinata se encuentran las estatuas de los dioscuros Cástor y Pólux, provenientes de untemplo de los Dioscuros en el Circo Flaminio y dos trofeos de armas marmóreos, llamados I Trofei di Mario («Los trofeos de Mario»), provenientes del ninfeo homónimo de plaza Vittorio.

El Palazzo Senatorio es hoy la sede del Ayuntamiento de Roma, mientras que los Museos Capitolinos, abiertos en el año 1735 (uno de los museos públicos más antiguos del mundo) están alojados en los otros dos palacios, unidos por una galería subterránea, la Galleria Lapidaria.

La imagen de la estatua ecuestre de Marco Aurelio, así como el diseño del suelo de la plaza también aparecen en el pasaporte italiano.

De aquí fuimos al teatro Marcelo ("G") y seguidamente a la Iglesia de Santa Maria in Cosmedin, donde se encuentra la famosa Boca de la verdad ("H").

La Boca de la verdad (en italiano: Bocca della Verità) es una antigua máscara de mármol pavonazzetto, colocado en la pared del pronaos de la Iglesia de Santa Maria in Cosmedin en Roma el año 1632.

La escultura, datable alrededor del siglo I, tiene un diámetro de 1,75 metros y representa un rostro masculino con barba en el cual los ojos, la nariz y la boca están perforados y huecos.
Tampoco se tiene certeza acerca de su utilidad antigua: si era una fuente o parte de unimpluvium o incluso una cloaca (hipótesis surgida a raíz de su cercanía a la Cloaca Máxima).

En cambio, se sabe que la máscara goza de fama antigua y legendaria: se presume que este sea el objeto mencionado en el siglo XI en los Mirabilia Urbis Romae, donde se dice:
"Junto a la Iglesia de Santa María de la Fontana se encuentra el templo de Fauno. Esta imagen
habló a Juliano, el emperador conocido como "el apóstata" y lo engañó".

Un texto alemán del siglo XII describe detalladamente cómo, desde detrás de la boca, el diablo − autodenominándose Mercurio (que a la sazón era protector de los comercios y de los embrollos)− agarró un largo rato la mano de Juliano el Apóstata (que había engañado a una mujer y ante aquel ídolo debía jurar su buena fe), prometiéndole lavar su reputación y una gran fortuna si volvía al antiguo esplendor del paganismo.

En otra leyenda alemana de dos siglos después, encontramos la imagen que no osa morder la mano de una emperatriz romana que − aun cuando efectivamente había cometido adulterio − la engañó con un artificio lógico.

En el siglo XV algunos viajeros italianos y alemanes recuerdan con cierta credulidad que esta piedra “es llamada piedra de la verdad, pues antiguamente tenía la virtud de mostrar cuándo una mujer ha fallado a su marido”.

El nombre boca de la verdad aparece en el año 1485, y la escultura aparece mencionada desde entonces entre las curiosidades de Roma, y ha sido reproducida en dibujos y postales. A partir de estos, se sabe que al inicio estaba fuera del pórtico de la iglesia y que fue trasladada tras las restauraciones solicitadas por Urbano VIII en el año 1631.

Es aquí donde ocurre la segunda anécdota, si decía una mentira la boca me atraparía la mano, así que fui original y valiente y le pregunté si yo era dios, al no ocurrir nada, pues desde ese mismo momento soy Dios.

Tras la segunda anécdota fuimos a ver el circo Máximo ("I") y de aquí al Coliseo ("J") para verlo por última vez y de paso coger el metro dirección al hotel.

Sobre las 5 y media no llegamos hasta el Coliseo, cabe mencionar que todo lo comentado se hizo andando a partir de nuestra salida del museo vaticano.

Tras llegar al hotel y refrescarnos, decidimos que esa noche era el momento de la despedida, nosotros nos vamos (un día del mundo), pero Roma seguirá estando presente con sus monumentos, sus anécdotas, para seguir reflejando la evolución de nuestra historia, la historia de occidente y a la que pertenecemos. Roma es el reflejo de lo que somos, es una parte de nuestra alma que se refleja en nuestra cultura y costumbres actuales.

Tras ponerse el sol en suelo Romano, fuimos a cenar al centro de Roma, cerca de la plaza Navona. Compramos “los regalos de última hora” y fuimos a despedirnos de Roma, visitando el panteón, la fontana de Trevi y por último plaza de España (ya que hay una parada de metro allí).

Llegamos al hotel y otra vez las cervezas bien fresquitas (las tradiciones no hay que perderlas).

Mañana tendréis la última entrada, lo que nosotros llamamos, “back home”. Continuará…


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Tienes algo que comentar? Habla ahora o calla para siempre.