El blog por temas

50 cosas (1) acuario (1) agosto (1) alcaraván (1) Andalucía (1) año 2010 (1) año 2011 (1) año 2012 (3) año 2013 (1) árabe (1) artículos (1) astrología (28) ayamonte (48) blog (2) blog y páginas amigas (4) café (2) canal sur (8) carlos cano (1) carlosarguiñano (1) carnaval de ayamonte (10) carnaval de cadiz (2) carpe diem (1) castro marim (2) ciclo de cine navideño (1) cine (11) citas y frases (28) cocina (4) cofradía de padre jesús (2) concierto (1) conquistadores del son (2) conversaciones (22) coro (11) coro de carnaval (3) crisis (2) cuaderno de bitácora (394) cuenta atrás (29) cultura (1) cumpleaños (23) curiosidades (3) derechos sociales (1) desde la cama (2) divulgativo (8) domingo de señas (2) el pelotazo (2) elecciones (2) encuesta (2) escuela de idiomas (3) eurovisión (1) facebook (2) familia (10) festival de los caracoles (1) fiestas (41) fiestas de la alegría (2) filosofía barata (98) fin (2) fotos (37) fotos del mes (1) fotos flickr (30) gastronomía (1) gran teatro (1) hermandad de la lanzada (17) hermandad de la sed (4) horóscopo (1) huelga general (1) huelva (1) huerto (1) humor (6) instagram (14) isla canela (9) isla cristina (3) izquierda unida (4) jaime sabines (1) josé ángel (1) junta de andalucía (1) kent follett (1) la entrada de los viernes (11) la noche de los lunares (1) libros (6) liga betisweb (9) lotería de navidad (1) luna llena (1) margallo (1) minirelatos (23) moto (1) música (181) musicales (1) navidad (1) noticias (6) obituario (1) películas (9) pescado frito (1) playa isla canela (6) playa santo antonio (1) poemas (24) política (14) portugal (14) portugués (5) protesta (4) puro café (1) real betis balompié (10) reciclaje (1) redes (11) reflexiones (12) regalos (2) relatos (40) república (1) reyes magos (3) santos (1) selección española de fútbol (3) semana santa (44) series de televisión (6) Sevilla (8) shaksthecat (10) sobrino (1) sole giménez (1) tabaco (1) tanger (7) tatto (2) tatuaje (2) teatro cardenio (1) televisión (3) tests (3) toño méndez (4) trabajos (1) twitter (3) vacaciones (1) verano (10) viajes (41) vídeos (54) Vine (1) VRSA (6) zarzuela (1)

Actualmente leyendo

  • -> El umbral de la eternidad - Ken Follett - 89,03%
  • -> Conspiraciones, ¿por qué no gobernó la izquierda? - Jesús Cintora - 37,72%
  • # El móvil - Javier Cercas
  • # Canción de fuego y hielo: Juego de Tronos - George R. R. Martin
  • # El misterio del perro, la mermelada y el cantante - Julio Muñoz Gijón
  • # El invierno del mundo - Ken Follett
  • # El prisionero de Sevilla Este - Julio Muñoz Gijón
  • # El crimen del palodú - Julio Muñoz Gijón
  • # El asesino de la regañá - Julio Muñoz Gijón
  • # Verónika decide morrer - Paulo Coelho
Mostrando entradas con la etiqueta poemas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta poemas. Mostrar todas las entradas

miércoles, 19 de octubre de 2016

No es que muera de amor

No es que muera de amor, muero de ti. 
Muero de ti, amor, de amor de ti, 
de urgencia mía de mi piel de ti, 
de mi alma de ti y de mi boca 
y del insoportable que yo soy sin ti.

Muero de ti y de mí, muero de ambos, 
de nosotros, de ese, 
desgarrado, partido, 
me muero, te muero, lo morimos.

Morimos en mi cuarto en que estoy solo, 
en mi cama en que faltas, 
en la calle donde mi brazo va vacío, 
en el cine y los parques, los tranvías, 
los lugares donde mi hombro acostumbra tu cabeza 
y mi mano tu mano 
y todo yo te sé como yo mismo.

Morimos en el sitio que le he prestado al aire 
para que estés fuera de mí, 
y en el lugar en que el aire se acaba 
cuando te echo mi piel encima 
y nos conocemos en nosotros, separados del mundo, 
dichosa, penetrada, y cierto, interminable.

Morimos, lo sabemos, lo ignoran, nos morimos 
entre los dos, ahora, separados, 
del uno al otro, diariamente, 
cayéndonos en múltiples estatuas, 
en gestos que no vemos, 
en nuestras manos que nos necesitan.

Nos morimos, amor, muero en tu vientre 
que no muerdo ni beso, 
en tus muslos dulcísimos y vivos, 
en tu carne sin fin, muero de máscaras, 
de triángulos obscuros e incesantes. 
Muero de mi cuerpo y de tu cuerpo, 
de nuestra muerte, amor, muero, morimos. 

En el pozo de amor a todas horas, 
inconsolable, a gritos, 
dentro de mí, quiero decir, te llamo, 
te llaman los que nacen, los que vienen 
de atrás, de ti, los que a ti llegan. 

Nos morimos, amor, y nada hacemos 
sino morirnos más, hora tras hora, 
y escribirnos y hablarnos y morirnos.


Jaime Sabines (1926-1999)

jueves, 20 de marzo de 2014

Volamos a contramano

Llévame al fin de la montaña,
dame del vino de la vida,
extiende el cielo, haz la cama,
donde me escondo de la herida,
y ahora
somos más fuertes que el suelo.

Muéstrame la desembocadura del río,
ven al nacimiento del mío,
cambia el dolor y el peligro,
porque la distancia dolió,
y ahora
volamos a contramano.

Sigue por este camino,
coge lunas de plata,
un beso es nuestro destino,
beso que hiere pero no mata,
y ahora
somos más cuerpo que antes.

No tenemos frío en el fuego,
tras dentro el verano,
me veo en ti y descubro
somos luz, sombras no,
y ahora
volamos a contramano.

Y ha de haber otro lugar,
y palabras que decir
cuando la tierra abraza el mar
es como un hijo al nacer.

Y ha de haber otra manera,
de contar a quien no sabe,
si me das la vida entera
por qué sólo viví la mitad?

Llévame de vuelta a casa,
abre las puertas de un jardín,
acuéstame en tu cama,
dí que sí,
dí que si...

lunes, 17 de marzo de 2014

Rosalía de Castro - Negra sombra

Cando penso que te fuches,
negra sombra que me asombras,
ó pé dos meus cabezales
tornas facéndome mofa.
Cando maxino que es ida,
no mesmo sol te me amostras,
i eres a estrela que brila,
i eres o vento que zoa.
Si cantan, es ti que cantas,
si choran, es ti que choras,
i es o marmurio do río
i es a noite i es a aurora.
En todo estás e ti es todo,
pra min i en min mesma moras,
nin me abandonarás nunca,
sombra que sempre me asombras.

domingo, 9 de diciembre de 2012

Quiero ser en tu vida

Quiero ser en tu vida, algo más que un instante,
algo más que una sombra y algo más que un afán.
Quiero ser en ti misma una huella imborrable
y un recuerdo constante y una sola verdad.
Palpitar en tus rezos con temor de abandono.
Ser en todo y por todo complemento de ti.
Una sed infinita de caricias y besos,
pero no una costumbre de estar cerca de mí.
Quiero ser en tu vida, una pena de ausencia
y un dolor de distancia y una eterna amistad.
Algo más que una imagen y algo más que un ensueño
que venciendo caminos llega, pasa y se va...
Ser el llanto en tus ojos y en tus labios la risa,
ser el fin y el principio, la tiniebla y la luz
y la tierra y el cielo... y la vida y la muerte.
Ser igual que en mi vida has venido a ser tú...

Carlos Cuauhtémoc Sánchez

viernes, 14 de septiembre de 2012

Soneto XVIII - William Shakespeare

¿A un día de verano compararte?
Más hermosura y suavidad posees.
Tiembla el brote de mayo bajo el viento
y el estío no dura casi nada.

A veces demasiado brilla el ojo solar
y otras su tez de oro se apaga;
toda belleza alguna vez declina,
ajada por la suerte o por el tiempo.

Pero eterno será el verano tuyo.
No perderás la gracia, ni la Muerte
se jactará de ensombrecer tus pasos

cuando crezcas en versos inmortales.
Vivirás mientras alguien vea y sienta
y esto pueda vivir y te dé vida.

martes, 14 de agosto de 2012

Los dos estamos queriendo

Los dos estamos queriendo
yo lo sé y tu lo sabes
pero no nos atrevemos.

Eso lo sabe hasta el aire
pero ese paso primero
no se atreve a darlo nadie.

Ente los dos corre un río
que no sabemos cruzarlo
como si fuéramos niños.

Y el agua sigue bajando
pena de tiempo perdido
pena de ya no abrazarnos.

Los dos estamos queriendo
los estamos soñando
con perdernos en un beso.

Sabes que puero por verte
sé que lo estás deseando
pero seguimos callados
porque nos falta el valor.

sábado, 16 de junio de 2012

Jorge Luís Borges - Instantes

Si pudiera vivir nuevamente mi vida,
en la próxima trataría de cometer más errores.
No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más.
Sería más tonto de lo que he sido,
de hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad.
Sería menos higiénico.
Correría más riesgos,
haría más viajes,
contemplaría más atardeceres,
subiría más montañas, nadaría más ríos.
Iría a más lugares adonde nunca he ido,
comería más helados y menos habas,
tendría más problemas reales y menos imaginarios.

Yo fui una de esas personas que vivió sensata
y prolíficamente cada minuto de su vida;
claro que tuve momentos de alegría.
Pero si pudiera volver atrás trataría
de tener solamente buenos momentos.

Por si no lo saben, de eso está hecha la vida,
sólo de momentos; no te pierdas el ahora.

Yo era uno de esos que nunca
iban a ninguna parte sin un termómetro,
una bolsa de agua caliente,
un paraguas y un paracaídas;
si pudiera volver a vivir, viajaría más liviano.

Si pudiera volver a vivir
comenzaría a andar descalzo a principios
de la primavera
y seguiría descalzo hasta concluir el otoño.
Daría más vueltas en calesita,
contemplaría más amaneceres,
y jugaría con más niños,
si tuviera otra vez vida por delante.

Pero ya ven, tengo 85 años...
y sé que me estoy muriendo.



Poema atribuido a Borges, pero cuyo real autor sería Don Herold o Nadine Stair.

martes, 22 de mayo de 2012

Antonio Machado - Retrato

Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla,
y un huerto claro donde madura el limonero;
mi juventud, viente años en tierra de Castilla;
mi historia, algunos casos que recordar no quiero.
 
Ni un seductor Mañara, ni un Bradomín he sido
—ya conocéis mi torpe aliño indumentario—,
mas recibí la flecha que me asignó Cupido,
y amé cuanto ellas pueden tener de hospitalario.
 
Hay en mis venas gotas de sangre jacobina,
pero mi verso brota de manantial sereno;
y, más que un hombre al uso que sabe su doctrina,
soy, en el buen sentido de la palabra, bueno.
 
Adoro la hermosura, y en la moderna estética
corté las viejas rosas del huerto de Ronsard:
mas no amo los afeites de la actual cosmética,
ni soy un ave de esas del nuevo gay-trinar.
 
Desdeño las romanzas de los tenores huecos
y el coro de los grillos que cantan a la luna.
A distinguir me paro las voces de los ecos,
y escucho solamente, entre las voces, una.
 
¿Soy clásico o romántico? No sé. Dejar quisiera
mi verso, como deja el capitán su espada:
famosa por la mano viril que la blandiera,
no por el docto oficio del forjador preciada.
 
Converso con el hombre que siempre va conmigo
—quien habla solo espera hablar a Dios un día—;
mi soliloquio es plática con este buen amigo
que me enseñó el secreto de la filantropía.
 
Y al cabo, nada os debo; debéisme cuanto he escrito.
A mi trabajo acudo, con mi dinero pago
el traje que me cubre y la mansión que habito,
el pan que me alimenta y el lecho en donde yago.
 
Y cuando llegue el día del último viaje,
y esté al partir la nave que nunca ha de tornar,
me encontraréis a bordo, ligero de equipaje,
casi desnudo, como los hijos de la mar.

sábado, 10 de diciembre de 2011

Los sueños, sueños son

¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción;
y el mayor bien es pequeño;
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.

Pedro Calderón de la Barca - La vida es sueño - Segunda Jornada, escena XIX, monólogo de Segismundo

lunes, 25 de julio de 2011

Mis ojos, sin tus ojos, no son ojos

Mis ojos, sin tus ojos, no son ojos,
que son dos hormigueros solitarios,
y son mis manos sin las tuyas varios
intratables espinos a manojos..

No me encuentro los labios sin tus rojos,
que me llenan de dulces campanarios,
sin ti mis pensamientos son calvarios
criando nardos y agostando hinojos.

No sé qué es de mi oreja sin tu acento,
ni hacia qué polo yerro sin tu estrella,
y mi voz sin tu trato se afemina.

Los olores persigo de tu viento
y la olvidada imagen de tu huella,
que en ti principia, amor, y en mí termina.

Miguel Hernández

martes, 28 de junio de 2011

Los dos estamos queriendo

Los dos estamos queriendo
los dos estamos soñando
con perdernos en un beso.
Sabes que muero por verte,
sé que lo estás deseando,
pero seguimos callados
porque nos falta el valor.

martes, 30 de noviembre de 2010

El amor que pasa

Los invisibles átomos del aire
en derredor palpitan y se inflaman,
el cielo se deshace en rayos de oro,
la tierra se estremece alborozada.
Oigo flotando en olas de armonías
rumor de besos y batir de alas;
mis párpados se cierran... ¿Qué sucede?
¿Dime?... ¡Silencio! ¡Es el amor que pasa!

Gustavo Adolfo Bécquer

Para A.E., esperando que se siente a los pies del amor herido y sepa ver en él la belleza del amor ilusionado, el amor poseído y el amor amor perdido y no se deje pinchar con el amor que hiere.

lunes, 6 de septiembre de 2010

William Ernest Henley - Invictus

Fuera de la noche que me cubre,
Negra como el abismo de polo a polo,
Agradezco a cualquier dios que pudiera existir
Por mi alma inconquistable.
En las feroces garras de las circunstancias
Ni me he lamentado ni he dado gritos.
Bajo los golpes del azar
Mi cabeza sangra, pero no se inclina.
Más allá de este lugar de ira y lágrimas
Es inminente el Horror de la sombra,
Y sin embargo la amenaza de los años
Me encuentra y me encontrará sin miedo.
No importa cuán estrecha sea la puerta,
Cuán cargada de castigos la sentencia.
Soy el amo de mi destino:
Soy el capitán de mi alma.

sábado, 24 de abril de 2010

Te he escrito un poema

Quiero
besarte

Pero no lo leas así, joder.
Le quitas toda la emoción al verso.
Lee entre líneas.
Haz un esfuerzo.
Ponte en situación.
Imagina que estoy frente a ti.
Que estoy cerca.
A cuatro, a tres, a dos centímetros de ti, mirándote a los ojos.
Que de fondo suena Billie Holiday (...if that isn’t love it would have to do, until the real thing comes along...), que mis manos suben despacio, muy despacio, por tu espalda, por tu cuello, y se quedan en tu nuca.
Que sólo estamos tú y yo.
Que te atraigo hacia mí y pasamos a medir las distancias en milímetros.
A estas alturas ya deberías sentir mi respiración, ya deberías escuchar cómo te digo al oído...

Quiero
besarte



P.D.: Una sola noche y no sabes cuánto te echo de menos.

viernes, 5 de febrero de 2010

No quedaban libros

No quedaban libros
ni sueños con los ojos abiertos
ni almohadas marcadas por el reposo
ni dedos tintados.
Echo de menos fundirme en lo ajeno
y escapar entre molinos de viento.

No quedaban libros.
El niño se impacientó en la cama,
podía intentar contarle un cuento,
pero ¿qué les gustaba a los niños?
Los finales felices
y yo de eso no tenía ni idea.

No quedaban libros
ni cuentos, ni poesías,
tan sólo un rastro de polvo.
El fuego seguía destrozándolos en sus entrañas,
mientras las llamas lamían la tinta
y mataban las palabras.

No quedaban libros
¿dónde plasmaremos nuestra imaginación?

No quedaban libros
que me susurraran con sus ásperas páginas más sentimientos,
esos que me hacían tocar con la yema de los dedos
los sueños que mi imaginación albergaba.

No quedaban libros
que no hubiera leído.
Y salió a buscar más.
Leyó, leyó y leyó.
Y no quedaron más libros sin leer.
¿Qué quién era?
Un joven tratando de escapar de la realidad.

No quedaban libros
Alicia tuvo que volver a traspasar el espejo
y traer pegado a los zapatos
un sinfín de historias interminables.
Un escritor maldito se las robó por el camino.

miércoles, 21 de octubre de 2009

S.O.S.

Ven a borrrame los fracasos de mi mente
ven a llenarme de caricias diferentes
ven a sacarme de este pozo de amargura
donde me encuentro yo..


Y dame el agua de tu fuente cristalina
y dame el beso que sin darse se adivina
que estoy sediento de cariño sin medida
cansao de dar amor..


De volar siempre buscando la fantasía
de nido en nido como paloma perdía...
estoy cansao de secretos y mentiras
buscando un gran amor
que sea capaz de enamorarme cada día
velar mi sueño mientras que duerme mi vida
mirarme siempre con la mirada
encendía igual que miro yo...


Dame tu mano sin temor a equivocarte
si tú me entiendes yo nunca voy a engañarte..
dame las cosas que nunca supieron darme,
y te llenaré de amor...


Y no hagas caso de lo que diga la gente,
tienen envidia porque yo amo libremente
porque mi amor es como un pájaro silvestre
que no se puede enjaular...


Y vuelo siempre buscando la fantasía
de nido en nido como paloma perdía...
estoy cansao de secretos y mentiras
buscando un gran amor
que sea capaz de enamorarme cada día
velar mi sueño mientras que duerme mi vida
mirarme siempre con la mirada
encendía igual que miro yo...

martes, 6 de octubre de 2009

Mariposas

Danza en vuelos un vals la mariposa,
que a la rosa corona y engalana
cuando al aire en perfecta filigrana
lo abanica al libar y en él se posa.

En cópulas de almíbar deliciosa
entre dulces vaivenes, ella hilvana
el polen que a la rosa soberana
multiplica y la vuelve más hermosa.

Sus alas, de la luz policromías
que deshacen el soplo de un suspiro
llenan mi inspiración de fantasías.

Y al dibujar en vuelo melodías
el suave olor a miel que allí respiro
impregna de belleza a mis poesías.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

No es que muera de amor

No es que muera de amor, muero de ti.
Muero de ti, amor, de amor de ti,
de urgencia mía de mi piel de ti,
de mi alma de ti y de mi boca
y del insoportable que yo soy sin ti.

Muero de ti y de mí, muero de ambos,
de nosotros, de ese,
desgarrado, partido,
me muero, te muero, lo morimos.

Morimos en mi cuarto en que estoy solo,
en mi cama en que faltas,
en la calle donde mi brazo va vacío,
en el cine y los parques, los tranvías,
los lugares donde mi hombreo acostumbra tu cabeza
y mi mano tu mano
y todo yo te sé como yo mismo.

Morimos en el sitio que le he prestado al aire
para que estés fuera de mí,
y en el lugar en que el aire acaba
cuando te echo mi piel encima
y nos conocmeos en nosotros, separados del mundo
dichosa, penetrada, y cuierto, interminable.

Morimos, lo sabemos, lo ignoran, nos morimos
entre los dos, ahora, separados,
del uno al otro, diariamente,
cayéndonos en múltiples estatuas,
en gestos que no vemos,
en nuestras manos que nos necesitan.

Nos morimos, amor, muero en tu vientre
que no muerdo ni beso,
en tus muslos dulcísimos y vivos,
en tu carne sin fin, muero de máscaras,
de triángulos oscuros e incesantes.

Me muero de mi cuerpo y de tu cuerpo,
de nuestra muerte, amor, muero, morimos.

En el pozo de amor a todas horas,
inconsolable, a gritos,
dentro de mí, quiero decir, te llamo,
te llaman los que nacen, los que vienen
de atrás, de ti, los que a ti llegan.

Nos morimos, amor, y nada hacemos
sino morirnos más, hora tras hora,
y escribirnos y hablarnos y morirnos.

Jaime Sabines

lunes, 7 de septiembre de 2009

Tu cuerpo está a mi lado

Tu cuerpo está a mi lado
fácil, dulce, callado.

Tu cabeza en mi pecho se arrepiente
con los ojos cerrados
y yo te miro y fumo
y acaricio tu pelo enamorado.

Esta mortal ternura con que callo
te está abrazando a ti mientras yo tengo
inmóviles mis brazos.

Miro mi cuerpo, el muslo
en que descansa tu cansancio,
tu blando seno oculto y apretado
y el bajo y suave respirar de tu vientre
sin mis labios.

Te digo a media voz
cosas que invento a cada rato
y me pongo de veras triste y solo
y te beso como si fueras tu retrato.

Tú, sin hablar, me miras
y te aprietas a mí y haces tu llanto
sin lágrimas, sin ojos, sin espanto.

Y yo vuelvo a fumar, mientras las cosas
se ponen a escuchar lo que no hablamos.

Jaime Sabines