El blog por temas

50 cosas (1) acuario (1) agosto (1) alcaraván (1) Andalucía (1) año 2010 (1) año 2011 (1) año 2012 (3) año 2013 (1) árabe (1) artículos (1) astrología (28) ayamonte (49) blog (2) blog y páginas amigas (4) café (2) canal sur (8) carlos arguiñano (1) carlos cano (1) carnaval de ayamonte (10) carnaval de cadiz (2) carpe diem (1) castro marim (2) ciclo de cine navideño (1) cine (11) citas y frases (28) cocina (4) cofradía de padre jesús (2) concierto (1) conquistadores del son (2) conversaciones (22) coro (11) coro de carnaval (3) crisis (2) cuaderno de bitácora (394) cuenta atrás (29) cultura (1) cumpleaños (23) curiosidades (3) derechos sociales (1) desde la cama (2) divulgativo (8) domingo de señas (2) el pelotazo (2) elecciones (2) encuesta (2) escuela de idiomas (3) eurovisión (1) facebook (2) familia (10) festival de los caracoles (1) fiestas (41) fiestas de la alegría (2) filosofía barata (98) fin (2) fotos (37) fotos del mes (1) fotos flickr (30) gastronomía (1) gran teatro (1) hermandad de la lanzada (17) hermandad de la sed (4) horóscopo (1) huelga general (1) huelva (1) huerto (1) humor (6) instagram (14) isla canela (9) isla cristina (3) izquierda unida (4) jaime sabines (1) josé ángel (1) junta de andalucía (1) kent follett (1) la entrada de los viernes (11) la noche de los lunares (1) libros (6) liga betisweb (9) lotería de navidad (1) luna llena (1) margallo (1) minirelatos (23) moto (1) música (181) musicales (1) navidad (1) noticias (6) obituario (1) películas (9) pescado frito (1) playa isla canela (6) playa santo antonio (1) poemas (24) política (14) portugal (14) portugués (5) protesta (4) puro café (1) real betis balompié (10) reciclaje (1) redes (11) reflexiones (12) regalos (2) relatos (40) república (1) reyes magos (3) santos (1) selección española de fútbol (3) semana santa (44) series de televisión (6) Sevilla (8) shaksthecat (10) sobrino (1) sole giménez (1) tabaco (1) tanger (7) tatto (2) tatuaje (2) teatro cardenio (1) televisión (4) tests (3) toño méndez (4) trabajos (1) twitter (3) vacaciones (1) verano (10) viajes (41) vídeos (54) Vine (1) VRSA (6) zarzuela (1)

Actualmente leyendo

  • -> Conspiraciones, ¿por qué no gobernó la izquierda? - Jesús Cintora - 36,67%
  • -> Canción de fuego y hielo: Juego de Tronos - George R. R. Martin - 84,45%
  • # El misterio del perro, la mermelada y el cantante - Julio Muñoz Gijón
  • # El invierno del mundo - Ken Follet
  • # El prisionero de Sevilla Este - Julio Muñoz Gijón
  • # El crimen del palodú - Julio Muñoz Gijón
  • # El asesino de la regañá - Julio Muñoz Gijón
  • # Verónika decide morrer - Paulo Coelho
  • # La caida de los Gigantes - Ken Follet

domingo, 3 de julio de 2011

Cómo conocí Roma. Parte I.

Texto: @xavierfranlarra
Fotos y vídeo: @delars
Mapas: Google Earth

Introducción

Hace un año que partimos José Manuel (“delars”) y yo hacia una de las cunas de la civilización Occidental y centro espiritual del catolicismo, ROMA. Su centro histórico, donde se entremezclan restos de casi tres milenios, ha sido declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

El origen de la palabra Roma es de origen latino. Generalmente se sostiene que proviene de Rómulo, el legendario primer rey de la ciudad, aunque también presenta cierta semejanza con el de su hermano “Remo” asesinado por aquel cuando fundó la urbe. Evidentemente el nombre de Rómulo es posterior al de Roma, creado, al parecer, para explicar el nombre de la ciudad. Aun así, este mito podría tener algún sustento histórico, siendo Rómulo un personaje unificador de los pueblos que formaron Roma en su pasado más remoto. Sin embargo, al parecer, el origen del nombre de Roma estaría más bien relacionado con el antiguo nombre del río Tíber.

Pero hay otras hipótesis: autores griegos antiguos menciona a una tal Roma, epónima de la ciudad, hija de Ascanio y nieta de Eneas o bien de Evandro. Estudios recientes parecen darle a la palabra el significado de 'río'; Roma en este caso significaría 'el pueblo sobre el río', es decir, sobre el Tíber. Roma es también llamada la Urbe, y este nombre (que en latín significaría cualquier otro pueblo) viene de urvus, la ranura cortada por un arado; en este caso, el usado por Rómulo.

Después de esta introducción, me dispongo a contaros como conocí por segunda vez Roma y como delars la conoció por primera vez.

Sábado, 3 de julio del 2010:

Salimos de Ayamonte ("1") sin mucho equipaje, solo una maleta de mano. Sobre las 7 de la mañana delars apareció en mi casa, realizamos las últimas comprobaciones (maleta, cargadores, billete de embarque, DNI, pasaporte, la bandera de España, etc.). Primer destino de ese maravilloso día de verano, el Bar "La Galería" en Dos Hermanas ("2") desde donde Chema nos llevaría a el aeropuerto de Sevilla (Juan Pablo II) ("3"). Según los billetes de embarque el avión tenía su salida prevista a las 10.05, eso en Ryanair es imposible. Después de un considerable retraso, el avión alza el vuelo rumbo al aeropuerto de Ciampino (Roma) ("4"). El vuelo fue tranquilo, mantenido una conversación de futbol con mi “compi” de vuelo, un argentino que iba dirección a Nápoles (miles de personas con diferentes destinos te encuentras en un aeropuerto, que emprende un viaje por una razón u otra, pero todas por motivos diferentes).

Tras una larga conversación del partido que iba a disputarse esa tarde (que jugaban tanto España como Argentina sus respectivos partidos Cuartos de Final de ese Mundial que fuimos los claros vencedores) derivamos a una conversación un poco más profunda como es el tema de Dios, Maradona. Mientras tanto la batería del iPhone de mi amigo delars estaba siendo gastada por un niño que fue su claro compañero de vuelo. Tras pisar suelo Romano, fuimos a coger provisiones (algo de beber y comer) mientras esperábamos nuestro coche oficial (un bus) que nos llevaría a Termini (estación central de tren y de metro) ("5"). Al llegar a Termini (¡CUIDADO!, cuna de carteristas) tomamos el metro línea “A” dirección Battistini. Bajamos en la parada de Cornelia ("6"), sería sobre las 2.30-3.00 de la tarde, el sol relucía con todas sus fuerzas. Con los bultos a cuesta nos dispusimos a llegar al Hotel Torre Rosa Park ("7"), un poco alejado del metro, sobre unos 20 o 25 min a pie (después supimos de un bus). Tras llegar al hotel empapado en sudor y unido al jetlag (es una broma como tantas otras durante nuestra estancia allí), nos dispusimos a darnos una ducha y a descansar.

Tras el descanso me dispuse a enseñarle a mi amigo la Fontana de Trevi ("A") (primer y último monumento que visitamos). Tras llegar a la fontana empezó a llover y nos refugiamos en iglesia de Santa Maria in Trivio, ¡que mejor que en la casa de Dios!. De la fontana al siguiente monumento no hay ni cinco minutos a pie (el Panteón) ("B"). Te sorprende salir de esas calles tan pequeñas y ver semejante templo circular (esa sensación puede describir así: "El más bello recuerdo de la antigüedad romana es sin lugar a dudas el Panteón. Este templo ha sufrido tan poco, que aparenta estar igual que en la época de los romanos. Diseño angélico, no humano”). Tengo que recordaros que la distancia de un monumento a otro es de apenas 5 minutos a pie o como mucho 10, esto puede ofrecer la sensación de volver al pasado, de hacer lo inverso que Michael J. Fox. Roma “sigue siendo” algo inmóvil en el tiempo.

Del Panteón fuimos a la plaza Navona ("C"), tomamos algunas fotos de la fuente de los cuatro ríos, la fuente de Neptuno (no había nadie del atlético por allí) y entramos en la iglesia de San’tAgnese in Agone de Borromini. Un detalle para un amante del arte (por afición) es observar como existió una rivalidad entre Bernini y Borromini ya que uno de los ríos de la fuente de los cuatro ríos (de Bernini) tiene la mano levantada, gesto que realiza para protegerse por miedo a que la iglesia de Borromini pudiera caerse. Es un privilegio observar la historia mediante las instantáneas que puede proporcionar el arte, es el legado que nos ofrece el pasado.

Tras salir de Plaza Navona fuimos dirección Plaza España ("D"), debe su nombre a que fue regalada por Fernando el Católico. En ella se encuentran: la embajada española ante la Santa Sede, la sede de la Orden de Malta, la conocida escalinata que sube hasta la iglesia de Trinità dei Monti y la barroca Fontana della Barcaccia. Con la bandera de España en mano y con muchos españoles allí en plaza de España cantanado “soy español, español, español…” decidimos buscar un lugar para ver el partido, cenar algo e irnos al Hotel. En la terraza del Hotel, con un jardín con sus fuentes típicas nos sentamos a tomarnos una cerveza bien fría y preparamos la rutas para el día siguiente. Siguiente destino, mañana lo sabréis…



Pinchando en los mapas se pueden ver las referencias ("R") que se citan

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Tienes algo que comentar? Habla ahora o calla para siempre.